HILOS TENSORES FACIALES

 

Con la edad, la piel y los músculos de la región de la cara y el cuello pierden firmeza. Para prevenir y/o tratar este problema una de las mejores soluciones son los hilos reabsorbibles de polidoxona (PDO) que inducen, a nivel local, la síntesis de colágeno y elastina produciendo un efecto tensor importante y una pequeña voluminización.

Su colocación es fácil ya que se introducen a nivel de hipodermis mediante la utilización de agujas-guía y/o cánulas. Su efecto se inicia a las 2-3 semanas alcanzando gradualmente la máxima tensión en unos tres meses. Esta puede comenzar a disminuir hacia los 12-24 meses, pero siempre es posible reforzarla añadiendo algunos hilos más en la zona tratada.

Sus indicaciones son:

  • Elevación de la cola de las cejas
  • Reafirmación de mejillas
  • Tratamiento del surco nasogeniano y de las líneas de marioneta
  • Remodelación del perfil maxilar y de óvalo facial
  • Rejuvenecimiento facial completo
  • Rejuvenecimiento de papada, cuello y escote