ACIDO HIALURÓNICO

Se usa básicamente para hidratar, rellenar, voluminizar y perfilar. Se inyecta en la dermis media o profunda masajeando después la zona tratada para su distribución homogénea.

No podemos detener el envejecimiento, por ello suele ser necesario retocar el tratamiento pasado un tiempo, que puede variar entre los 10 y los 18 meses, según la edad de la persona, del tipo de piel y especialmente de los cuidados postratamiento (rejuvenecimientos periódicos).

Las indicaciones faciales del ácido hialuronico son:

  • Relleno de las arrugas de la frente.
  • Relleno de arrugas en entrecejo.
  • Relleno y blanqueamiento de las ojeras.
  • Remodelación de la nariz (rinomodelación).
  • Aumento de pómulos.
  • Aumento del volumen de las mejillas.
  • Relleno del surco nasogeniano y líneas de marioneta.
  • Relleno de arrugas de la boca (código de barras).
  • Voluminización y/o perfilado de los labios.
  • Remodelación de la mandíbula en hombres y del óvalo facial en mujeres.
  • Remodelación de la barbilla.
  • Remodelación del lóbulo de la oreja.