HILOS TENSORES CORPORALES

Los hilos tensores corporales han producido una auténtica revolución en la medicina estética ya que permiten realizar un lifting no quirúrgico en cualquier región del cuerpo aportando a la piel una gran firmeza y elasticidad, a la par, que reducen considerablemente las arrugas y los pliegues cutáneos. Hoy en día están considerados como el mejor tratamiento para estimular el rejuvenecimiento de la piel.

En los tratamientos corporales es frecuente combinar el uso de hilos monofilamento con hilos espiculados. El tratamiento puede durar hasta 18 meses, aunque depende mucho del estado previo de la piel, de la edad del paciente y de la respuesta individual de cada sujeto. No obstante, dado que es un tratamiento que no requiere convalecencia y que prácticamente carece de efectos secundarios, puede reforzarse su efecto colocando más hilos tensores siempre que se considere necesario.

El tratamiento con hilos tensores corporales está especialmente indicado en:

  • Reafirmación y tensado del abdomen.
  • Reafirmación de brazos y piernas (especialmente antebrazos y muslos).
  • Elevación y tensado de glúteos.